Filtrar por

Precio
23 2420
Marcas
más menos
Capacidad
16 GB 20003 GB
Conexión
más menos
Tamaño
más menos
Velocidad de rotación
más menos
Tipo de memoria
más menos
NVMe
más menos

Discos SSD

La categoría de Discos SSD es muy importante para Mercado Actual. Disponemos de acuerdos directos con fabricantes de primera fila como Seagate o Western Digital que nos permiten ofrecer ofertas rompedoras al mercado. Encontrarás un amplio catálogo de todas las marcas. Tienes donde elegir desde SSD de 16GB hasta 4TB, conexiones SATA, PCI Express y diferentes opciones de memoria. Elige el que necesitas y no dejes de vigilar nuestras ofertas en SSD, promociones especiales y descuentos. Hazte cliente Premium si quieres conseguir aún más ventajas. Y si necesitas ayuda como empresa no dejes de consultar a nuestros especialistas. Compra tu disco SSD barato y disfrútalo en 24 horas.

Elegir un SSD correcto. Guía de compra

¿Por qué necesitas un SSD?

El mercado ofrece en la actualidad tanto en PCs como en ordenadores portátiles unidades equipadas con discos duros SSD, un componente de hardware que debemos tener muy en cuenta para elegir un equipo por su determinadas prestaciones. Si bien se pagan precios más altos por menos espacio, con un SSD se está invirtiendo en un almacenamiento de datos más rápido, más eficiente y mucho más duradero en general. 

Tanto si decide actualizar su ordenador instalando un SSD o si su nevo ordenador ya lo lleva preinstalado y cuenta con ese tipo de componentes disfrutará , sin duda, de una de las más acertadas elecciones donde invertir para mejorar significativamente el rendimiento de su equipo.

Cada día el mercado ofrece más unidades SSD donde elegir con parámetros y prestaciones diferentes.

 

¿Qué es realmente un SSD y en qué se diferencia de un disco duro clásico?

La Unidad de estado sólido (SSD) es un tipo de almacenamiento utilizado para almacenar datos en nuestros ordenadores y juegan l mismo papel que durante mucho tiempo han jugado las unidades de disco duro tradicionales (HDD), sin embargo, debido a los avances tecnológicos la nueva tecnología ha dado con los SSD un enrome paso en lo concerniente a soluciones de almacenamiento.

Es en su composición interna donde residen las principales diferencias, ya que estos dispositivos contienen un tipo de almacenamiento que no es mecánico sino que emplea memoria Flash, estática. Es decir, el mismo que utilizan las tarjetas de memoria USB o Pendrives.

Aunque somos conscientes de que las personas somos reacias a los cambios por naturaleza, te aseguramos que la primera vez que uses un disco duro SSD te darás cuenta de sus innumerables ventajas.

Uno de los principales quebraderos de cabeza, por ejemplo, de los usuarios de los ordenadores es la lentitud que van adquiriendo con el paso del tiempo, barrera que este tipo de disco duro consigue sobrepasar logrando acelerar los ordenadores.

Los discos duros tradicionales almacenan datos en discos utilizando un cabezal móvil para la grabación. En pocas palabras, cada vez que queremos acceder a nuestros datos, la cabeza se mueve a través de la superficie de un disco giratorio, buscando los datos que nos interesan. Un disco duro promedio puede realizar alrededor de 100 operaciones de lectura / escritura por segundo (IOPS), y el acceso a datos toma hasta 15 milisegundos.

El SSD, en cambio, al carecer de elementos móviles y ser estos reemplazados por memorias flash NAND se avanza y se consiguen 100,000 operaciones de lectura y escritura por segundo, sin olvidar que también reduce el tiempo necesario para acceder a los datos.

Las diferencias están también en el diseño ya que al prescindir de estas partes móviles el SSD se convierte en una unidad más resistente a los daños físicos, minimizando el riesgo de pérdida de datos en caso de una descarga o caída. Los SSD también son significativamente más eficientes energéticamente, lo que tiene un impacto directo en la vida útil de la batería del portátil por ejemplo.

Además la memoria flash ofrece una ventaja añadida y es que su tamaño más reducido que las tradicionales unidades de 3.5 "o 2.5" de los discos duros hace posible montar la unidad incluso en los ultrabooks más delgados o en los equipos de escritorio todo en uno.

¿Cuál es la diferencia entre los SSD?

Cada SSD tiene una serie de características y parámetros que determinan su uso y que pueden afectar al rendimiento, la fiabilidad, la compatibilidad y, por supuesto también al precio.

Algunas pistas para elegir

El parámetro básico que debe considerarse al comprar el SSD es su interfaz. Actualmente, más del 95% de los SSD vendidos en tiendas están disponibles en formato de 2.5 ″ con un conector SATA III que al ser el formato estándar que ha existido durante mucho tiempo, permite la migración simple desde los discos duros tradicionales.

Más Rendimiento

Es un concepto prioritario para decantarse por un disco SSD ya que el rendimiento del disco determinará la rapidez y la velocidad de respuesta y ejecución de nuestro equipo.

Por ejemplo, los SSD basados en SATA III permiten una velocidad de transferencia de 500 MB/s, lo que significa aumentar por cinco la efectividad de los discos duro-tradicionales.

Por otro lado este rendimiento se verá aumentado por el parámetro que mide el número de operaciones de entrada / salida por segundo. Al igual que con la velocidad, el parámetro IOPS (Inputs Outputs Per Second o Entradas Salidas Por Segundo) un método común para medir el rendimiento de los discos duros, como SATASAS y SSD. El SSD promedio basado en SATA III alcanza un IOPS de 50000 y las unidades más rápidas pueden procesar hasta 100,000 operaciones por segundo. En comparación, los discos duros actuales para uso del consumidor solo realizarán 100 operaciones por segundo.

Al considerar todos estos parámetros, debe recordarse que las especificaciones proporcionadas por los fabricantes son alcanzables bajo condiciones estrictamente idóneas, de modo que las diferentes pruebas reflejan diferentes escenarios operativos de las unidades. Algunas unidades pueden mantener un determinado parámetro durante un período de tiempo más largo, mientras que otras solo alcanzarán una cierta velocidad temporalmente. Los usuarios más exigentes deben comparar los resultados de las pruebas realizadas en los mismos programas comparando varias unidades entre sí.

SSD, una cuestión de confiabilidad y resistencia

Estos elementos son muy importantes y prioritarios para aquellos que procesan grandes volúmenes de archivos o almacenan datos de gran volumen e importancia crítica. La durabilidad de la unidad, el factor más importante para muchos usuarios y está directamente relacionada con el tipo de componente flash NAND utilizado. Los componentes más populares utilizados en SSD en este momento son los fabricados en tecnología TLC (Triple-Level-Cell) y MLC (Multi-Level-Cell).

Compra tu equipo con SSD en Mercado Actual

En conclusión si quieres mejorar el funcionamiento de tu ordenador no le des muchas vueltas e inclínate por trabajar y usar tus equipos con tecnologías de unidades SSD principalmente por sus beneficios que afectan directamente en la velocidad, ya que su velocidad de lectura es muy superior a la de cualquier otro disco duro. Esto se aprecia desde el primer momento, durante el arranque del sistema y no solo cuando se ejecutan programas de mucho peso y por su inferior consumo energético y porque reduce muchísimo el nivel de ruido y mantiene, demostrado por todos los fabricantes, un nivel de resistencia y vida útil mayor.

De modo que si necesitas un cambio de disco duro y puedes elegir un SSD , no tengas dudas e igual aconsejamos en los equipos PCs y portátiles que ya lo llevan instalado porque notarás la diferencia.

Crear cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Accede o Reestablece tu contraseña